Mind-Body Health

Buscando el Equilibrio - Encontrando el Verdadero Norte de tu Vida

Man with sun reflection

En nuestra búsqueda del bienestar total, hay un principio, una guía que, como un faro, siempre nos llevará de vuelta a nuestro estado más natural de calma y bienestar centrado. Ese principio es el equilibrio.

El equilibrio es la sensación de equilibrio entre todas las influencias, elementos y fuerzas que sentimos en nuestras vidas. Es el estado bien proporcionado entre los opuestos de descanso y actividad, trabajo y juego, día y noche, calor y frío. En términos fisiológicos, el equilibrio se refleja en la estabilidad homeostática que ayuda a asegurar el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo.

El Equilibrio es más que un Estado Físico

El equilibrio es un estado inherentemente natural. Siempre que estamos desequilibrados, nos sentimos "fuera", como si algo no estuviera bien. Esas señales corporales en sí mismas son mensajes que nos instan, a menudo de forma sutil, a volver a un estado más enraizado. Si bien es cierto que podemos (y a menudo lo hacemos) operar en un estado de desequilibrio, siempre es menos que ideal y, según el Ayurveda, la raíz de toda enfermedad.

Sin embargo, la primacía de mantener el equilibrio en la vida va más allá de nuestros cuerpos físicos. También está profundamente ligada a nuestros niveles generales de felicidad y sentido de realización en la vida. Esta fue una de las claves descubiertas por el futuro Buda. Segun la leyenda, mientras Siddhartha estaba sentado en meditacion cerca de la orilla de un rio, escucho a un musico que ensenaba a su alumno en un barco cercano decir, "Si aprietas mucho la cuerda, se rompera; pero si la dejas demasiado floja, no sonara". Al oir esto, Siddhartha se dio cuenta de que de la misma manera, la vida es el equilibrio entre todos los valores opuestos. Esta percepcion mas tarde se haria conocida como el camino del medio en las enseñanzas budistas del Noble Camino Óctuple.

Calmado y Centrado

El equilibrio es también la base para mantener la calma y estar centrado en los muchos desafíos de la vida. Cuando estás equilibrado, te sientes firme, estable y centrado. Estás más preparado para tomar decisiones conscientes, para moverte y actuar deliberadamente, pacíficamente y con ecuanimidad. Por el contrario, vivir en un estado de desequilibrio perpetuo puede ser crónicamente estresante y dejarte propenso a la ansiedad y la preocupación. Como si se tratara de navegar por una resbaladiza acera cubierta de hielo, te sientes estresado, tenso y posiblemente irritable, sabiendo que tus pies pueden salirse de debajo de ti en cualquier momento.

Conociendo la importancia fundamental de vivir la vida desde un espacio centrado y equilibrado, ¿qué podemos hacer para optimizar nuestro propio equilibrio -físicamente, mentalmente, emocionalmente y espiritualmente? La búsqueda de su propio punto de equilibrio es un proceso subjetivo; sin embargo, considere los siguientes principios clave para ayudarle en su viaje para encontrar su óptimo equilibrio mente-cuerpo.

Haga del Equilibrio una Prioridad

Comienza con la intención de crear y mantener el equilibrio mente-cuerpo en tu vida. No es probable que se tropiece con un estilo de vida centrado y equilibrado sin tomar activamente medidas para lograrlo. Las prioridades que compiten en la vida proporcionarán muchas distracciones si no despejas un camino con una intención centrada e inflexible para lo que deseas crear en tu vida.

Establecer Límites

Además de tener una clara intención y propósito de mantenerse en equilibrio, también puede ser necesario establecer límites. Piensa en tus límites de equilibrio como los muros de un castillo. Forman un perímetro definido que te protege de influencias no deseadas. Forman una línea clara en la arena que dice: "No voy a hacer nada que ponga en peligro mis necesidades de equilibrio y centrado". También encarnan la disciplina que a veces se requiere para evitar que vayas demasiado lejos a un extremo u otro. Identifica por ti mismo las líneas que no estás dispuesto a cruzar cuando se trata de mantener el equilibrio que necesitas y comprométete a permanecer dentro de ellas.

Explora el Ayurveda

La antigua "Ciencia de la Vida" de la India proporciona un mapa completo del bienestar mente-cuerpo que está totalmente impulsado por el concepto de equilibrio. En el Ayurveda, se sostiene que cualquier trastorno puede ser prevenido siempre y cuando se mantenga el equilibrio, ya sea en el cuerpo, la mente o el espíritu. El Ayurveda también sostiene que el equilibrio mente-cuerpo está trazado en nuestro consciente al nivel más profundo y prescribe prácticas y técnicas específicas para aprovechar nuestro impulso innato de curar, crecer y evolucionar. Si eres nuevo en el Ayurveda, la Salud Perfecta de Deepak Chopra es un gran lugar para empezar tu exploración. Para una inmersión aún más profunda, considera la Clase Magistral de Salud Perfecta de Chopra.

Haz una Prueba de Dosificación

La prueba de dosha es un componente importante para entender su constitución única de mente y cuerpo. Según el Ayurveda, tu mente y tu cuerpo son mezclas distintivas de los elementos del espacio, el aire, el agua, el fuego y la tierra. Su dosha (constitución mente-cuerpo) le proporciona una mejor comprensión de sus tendencias personales y qué tipos de comida, ejercicio, música y actividades le acercan o alejan de su punto de equilibrio. Mantener el equilibrio es una experiencia subjetiva para cada uno de nosotros y conocerse mejor a sí mismo te equipa con el conocimiento necesario para tomar las mejores decisiones.

Medita

La meditación es una herramienta poderosa para ayudar a cultivar el equilibrio en todas las áreas de tu vida. A medida que te acomodas en la quietud, la activación de la respuesta de conciencia descansada activa naturalmente el termostato homeostático de tu cuerpo para empujar suavemente tu sistema a un estado más armonioso y equilibrado. El estado de conciencia de descanso es una función profundamente equilibrada y centrada de su sistema nervioso, que desencadena un efecto de goteo de mayor equilibrio en todas las áreas de su vida.

Práctica de Yoga (Asana)

Las posturas de yoga (asanas), especialmente las que cultivan el equilibrio físico, pueden tener un sorprendente efecto correlativo sobre tu sentido general del equilibrio mente-cuerpo. Dado que cada parte está contenida en el todo, cuando practicamos poses de yoga que requieren que nos paremos en un pie o nos estabilicemos en posiciones desafiantes, el equilibrio que desarrollamos está entretejido en cada fibra de nuestro ser. Cuando practicamos el equilibrio, eventualmente comenzamos a encarnar esa cualidad en el nivel más profundo. Con la práctica continua, puedes encontrarte capaz de permanecer más profundamente centrado y equilibrado, física, mental, emocional y espiritualmente.

Desacelerar

El equilibrio no se puede alcanzar con prisas. Por definición, el equilibrio es un estado asentado, basado y centrado, así que cuanto más rápido vaya el ritmo de tu vida, más difícil de alcanzar será el equilibrio para ti. Cada uno de estos pasos implica un cierto sentido de elección deliberada y consciente, que es el subproducto de un estado interior de calma que le permite presenciar su vida desde un punto de vista más alejado y objetivo. Cuando estás atrapado en un frenesí de actividad a alta velocidad, la vida pasa de forma borrosa y el equilibrio se hace difícil de encontrar. Da un paso atrás para evaluar tu ritmo de vida y busca oportunidades para bajar la velocidad. A menudo, en el simple acto de reducir la velocidad, tu sistema comienza a volver a un estado más equilibrado.

Sintoniza tu Guía Interior

En cualquier momento, tu cuerpo te está dando muchas señales de comodidad o incomodidad. Esencialmente, tu sistema está diciendo "¡Me gusta esto!" o "¡No me gusta nada!" Esas señales son como un GPS interno que indica qué elecciones te llevarán al destino del equilibrio, la armonía o la estabilidad, o cuáles te llevarán al caos, la interrupción y el desequilibrio. La entrada siempre está ahí, depende de ti sintonizar esa retroalimentación y seguir su curso de acción sugerido. Al hacerlo, a menudo se sorprenderá de cómo su conciencia sutil puede guiarle instintivamente a donde necesita estar con una fiabilidad notable.

Establecer una Rutina

Una de las mejores maneras de crear y mantener el equilibrio en tu vida es a través de una rutina estructurada. Una rutina diaria ayuda a frenar el caos de la sobreactividad y la indulgencia y aporta orden y coherencia a tu actividad habitual. Como la brida de un caballo, su rutina debe ser flexible para permitir cambios, pero lo suficientemente firme para mantenerla en el camino. Mantenga un horario regular para levantarse y acostarse, un tiempo planificado para la meditación, el ejercicio, el trabajo, el descanso y el juego le ayudará a establecerse en un patrón de estilo de vida confortable con el equilibrio mente-cuerpo en su núcleo.

Por último, recuerde que no debe ser una lucha para encontrar su estado de equilibrio ideal. Tu sistema mente-cuerpo se ve automáticamente atraído por la armonía, el equilibrio y la conciencia centrada como una aguja de brújula al polo magnético de la tierra. Todo lo que necesitas hacer es remover los obstáculos en tu camino, y tu destino está asegurado.

¿Te gusta este artículo? Da el siguiente paso con nuestro programa de meditación guiada, "Encuentra tu estrella polar", en nuestra nueva aplicación Chopra para iPhone. Puedes encontrarlo en la sección "Viaje a ti". Descárgalo ahora.