La manera consciente de hacer realidad los sueños

La manera consciente de hacer realidad los sueños

Por el Dr. Deepak Chopra

la-manera-consciente

Cuando hablamos de sueños que se hacen realidad, estamos hablando de alguna forma de deseo. Más allá de las necesidades básicas de comida, agua y refugio, que son suficientes para satisfacer el deseo de supervivencia, los seres humanos inventan muchos otros deseos.

Lo que todos experimentamos es que algunos de nuestros deseos se hacen realidad, mientras que otros, no. Eso parece suficientemente claro, pero, de hecho, la gente aborda este simple hecho desde ángulos muy diferentes. Si se le pregunta: "¿Cómo obtiene lo que quiere?" O un asunto aún más grande: "¿Cómo puede hacer realidad un sueño?", la gente ofrecerá respuestas que no son del todo compatibles.

Piense en los mensajes mixtos que hemos estado recibiendo toda nuestra vida:

Los deseos se cumplen y los sueños se hacen realidad si usted trabaja lo suficiente y nunca deja de luchar por lo que quiere.

Los sueños se hacen realidad solo si están destinados a hacerlo. No importa lo que usted haga; el destino o el karma desempeñan el papel principal.

Es pura suerte cuáles deseos se hacen realidad y cuáles no.

Hacer sus sueños realidad es un viaje espiritual. La oración, la meditación y el buen karma son críticos.

Los sueños se hacen realidad por la gracia de Dios. Para hacer realidad su sueño, usted debe rendirse a la voluntad divina.

El deseo se cumple a sí mismo. Cada intención incluye un camino hacia el cumplimiento dentro de su estructura, sin embargo, el cumplimiento remoto también puede ocurrir.

Conseguir lo que usted quiere es inevitable, pero tiene que mirar con suficiente profundidad. El cumplimiento puede ocurrir en el nivel de la fantasía, el sueño o la imaginación. No tiene que ser físico.

Nuestra tendencia es escoger y elegir entre estas explicaciones, y como resultado, la imagen del deseo se vuelve más confusa que nunca. Cumplir un deseo puede requerir trabajo duro o lo contrario; entrega total. Si algo maravilloso cae en su regazo, ¿importa si Dios o el azar lo causaron? Estos parecen ser opuestos exactos, sin embargo, en la tradición de sabiduría de India, el Bhagavad-Gita fusiona los opuestos cuando el Señor Krishna dice: "Actúa sin apego a los frutos de la acción". En otras palabras, utilice tanto como desee el enfoque, la determinación y el trabajo arduo, pero manténgase alejado del resultado. En ese pronunciamiento, se fusiona el compromiso con la acción y la entrega al resultado.

Mecánica del deseo

Pero, ¿por qué es esta una estrategia sabia? En la vida cotidiana, todos estamos apegados al resultado del deseo. Queremos el cheque de pago, la chica, el aumento de sueldo, la casa bonita. Centrarse en esos deseos sin preocuparse por el resultado no parece reflejar sabiduría. Parece contraproducente. Necesitamos volver a la experiencia común de tener un deseo.

Digamos que tres personas quieren un pedazo de pastel de chocolate. La persona A va al trabajo y gana suficiente dinero para comprar un pastel de chocolate. La persona B llega a casa para descubrir que, por coincidencia, su esposa ese mismo día le preparó un pastel de chocolate. La persona C ordena pastel de chocolate en un restaurante y se le dice que la última pieza ya se vendió, lamentablemente.

La improbable verdad es que los tres deseos se generaron por el mismo mecanismo en la conciencia. Este mecanismo es la intención de llegar a una conclusión. Independientemente del hecho de que una verdadera porción de pastel aparece, o no, toda la mecánica del deseo tiene lugar en la conciencia.

¿Por qué la gente no ve esto automáticamente y lo acepta como un hecho? ¿Por qué no esperamos que nuestros deseos se hagan realidad sin impedimentos o luchas, dejando que la realización se desarrolle solo a través de la conciencia? El camino interno del deseo está enmascarado porque la conciencia de una persona varía enormemente de acuerdo con muchos factores:

Para que se materialice sin esfuerzo, una intención debe ser clara. Los mensajes mixtos traen resultados mixtos.

Enviamos mensajes contradictorios debido a creencias ocultas y suposiciones propias que enturbian las aguas (por ejemplo, "no merezco obtener lo que quiero" o "es pecaminoso querer demasiado" o "Dios quiere que sea puro y sin deseos").

Algunas intenciones provienen de un nivel superficial que no tiene forma de cumplimiento. Cuanto más profundo es el deseo, más fuerte es la intención.

Las intenciones pueden tomar un camino directo, pero también muchos indirectos.

La intención llegará a una conclusión, a menos que sea bloqueada o frustrada, pero no podemos controlar la conclusión o predecir qué camino tomará; en última instancia, ésta es la razón por la cual el desapego es necesario. Hay tantas variables, incluso en el deseo más simple, que la mente no puede calcularlas.

Por ejemplo, al querer un pedazo de pastel de chocolate, las personas A, B y C siguieron la misma mecánica de deseo, pero obtuvieron tres resultados diferentes, y ahora vemos por qué. Su intención era la misma, pero su mundo interior no lo era. Su conciencia es como un filtro a través del cual un deseo debe pasar, o mejor dicho, la conciencia es un laberinto de giros retorcidos que las intenciones deben sortear. Por lo tanto, el consejo del Gita de permanecer desapegado no es solo un fragmento de sabiduría antigua; es un consejo práctico, que puede expresarse literalmente como "dejar que los mecanismos del deseo traigan su satisfacción sin interferencias. Cuanto más interfiera, menos probable será que obtenga lo que quiere".

Siga su sueño, pero recuerde esto: el deseo es la herramienta evolutiva del Universo. Esta es una declaración clara, que refleja lo que todos experimentamos. El Ser se desarrolla a lo largo de la vida a través de los deseos crecientes, pasando de la infancia a la edad adulta. El desapego ocurre naturalmente cuando los asuntos infantiles ya no poseen ningún encanto y los deseos de la infancia, la adolescencia y la edad adulta hacen nuevos reclamos. Finalmente, uno llega al adulto maduro que puede formular una visión de la vida y aspirar a la comprensión espiritual. Entonces, el camino del deseo y el camino de la conciencia se materializan.


Acerca del Autor

Deepak Chopra, M.D.

Deepak ChopraCofundador

Deepak Chopra, M.D., F.A.C.P., es el cofundador del Centro Chopra para el Bienestar, el fundador de la Fundación Chopra y un pionero mundialmente reconocido en medicina integral y transformación personal. Está certificado por la junta en medicina interna, endocrinología y metabolismo. Es miembro del Colegio Americano de Médicos, miembro de la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos y profesor clínico en el Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública de la Universidad de California en San Diego.

Es autor de más de 85 libros traducidos a más de 43 idiomas, incluidos numerosos bestsellers del New York Times. Sus libros recientes incluyen You Are the Universe, en coautoría con Menas Kafatos, Ph.D .; Sanación cuántica (revisada y actualizada): Explorando las fronteras de la medicina mental / corporal; y The Healing Self, en coautoría con Rudolph Tanzi, Ph.D. Obtenga más información en www.deepakchopra.com.