Personal Growth

Consejos Para Una Carrera Dichosa

Smiling person working on laptop at desk
Smiling person working on laptop at desk

Si suena extraño emparejar las dos palabras "dicha" y "carrera", la razón es clara: en la vida moderna, la satisfacción personal no es una alta prioridad cuando se trata del ámbito laboral. Los encuestadores reportan que a la mayoría de las personas les gusta su trabajo, pero eso no es decir mucho. Por lo general, una semana laboral moderna consiste en largas horas, llevar el trabajo a casa, soportar las dificultades interpersonales en el trabajo y enfrentar el estrés repetido.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en mayo de 2022.
This article was originally published in English in May 2022.

A pesar de la buena cara que ponen, la mayoría de las personas tienen miedo de interrumpir la norma y hacer cualquier cosa más allá de llevarse bien. Estar desempleado es una de las principales causas de depresión, y la sola perspectiva despierta ansiedad. La realidad es que solo una minoría de personas en las sociedades más ricas puede decir que están prosperando, así que veamos qué se puede hacer para mejorar las cosas, con el objetivo de hacer que la “dicha” y la “carrera” vayan de la mano.

Encontrar la Dicha en el Trabajo

La carrera y el éxito se han convertido en un foco único para innumerables personas en la vida moderna. Esto deja dos enormes vacíos que ninguna carrera puede llenar: tu visión de la vida y tu comprensión de la conciencia. En la tradición védica, la fuente de todo en la creación es el campo de la conciencia infinita y pura. De este campo surgen infinitas posibilidades, y fluyen hacia el mundo físico como una corriente de inteligencia creativa.

Lo que esto significa es revolucionario para los estándares occidentales. Una fuerza invisible, conocida como el Dharma, defiende en silencio la mejor elección que puedes hacer en cualquier situación. "Mejor" aquí es personal. Significa la mejor elección personal, y lo que la hace viable es que el Dharma es creativo e inteligente. Contiene el poder organizador de la conciencia pura. En otras palabras, el principio, medio y final de cualquier actividad se conoce y organiza de antemano.

La Conexión de la Conciencia

El secreto de una carrera dichosa, entonces, está inexorablemente ligado a esta visión de la conciencia. Si no encuentras que tu trabajo es dichoso, estás desconectado de tu Dharma. Los obstáculos, la resistencia, el estrés, la lucha y la infelicidad son los síntomas dominantes de que algo va bien. Puedes intentar resolver cada síntoma uno a la vez y, por supuesto, se puede lograr el progreso: estar en tu Dharma no es una actividad pasiva de esperar a que el universo te suministre todo lo que necesitas, como un pichón que espera con el pico abierto su próximo alimento.

El único objetivo que resuelve todos los obstáculos, el estrés, la resistencia y la lucha radica en la conciencia: no hay otro lugar donde pueda encontrarse, no como una solución holística. Tu conciencia debe estar lo más cerca posible de la fuente, y el camino debe estar despejado para el flujo de la inteligencia creativa.

Tal transformación no ocurre en un día. Es un proceso La mecánica del proceso es simple: prestas atención a la retroalimentación que recibes de las elecciones que haces.

Las opciones que son compatibles con el Dharma incluyen:

  • Saber que tu trabajo tiene propósito y significado
  • Disfrutar de los desafíos creativos que se te presenten
  • Descubrir que tus intenciones se realizan sin mucha resistencia
  • Experimentar que las respuestas y soluciones correctas vienen a la mente espontáneamente
  • Sentir que tu trabajo te está permitiendo crecer personalmente
  • Sufrir cada vez menos cualquier tipo de estrés
  • Experimentar una satisfacción interna que a menudo se convierte en dicha y alegría

Esta no es una versión de cuento de hadas de la vida real. Es una visión basada en la comprensión más profunda de la conciencia, que se remonta a miles de años. No adjunto la palabra “espiritual” a esta visión, aunque muchos escritores y maestros sí lo han hecho. La espiritualidad en términos védicos es una expansión de la conciencia, lo que significa que la conciencia es lo primero.

Expandiendo la Conciencia

La expansión de la conciencia se logra mediante un proceso de dos pasos. El primer paso es alinearse con la visión que ofrece el Dharma y favorecer las opciones que te brindan las experiencias que acabo de enumerar. Son la verdadera medida del éxito, y el éxito final —vivir en una conciencia dichosa todo el tiempo— es para lo que está diseñado el sistema nervioso humano. No es una idea mística, de otro mundo.

El segundo paso es confrontar y resolver la resistencia, los obstáculos, el estrés y la incomodidad que sientes actualmente. Cada vez más, esto se convierte en un proceso automático a medida que el Dharma despeja el camino. Pero a efectos prácticos, la vida de todos tiene influencias negativas que se evitan o niegan. La conciencia no puede ayudarte hasta que abras el camino. Estar abierto, alerta y optimista es la actitud correcta para iniciar el proceso. Hay cambios, pequeños al principio, que pueden facilitarte la vida si te enfrentas a ellos.

Una de las mayores causas de infelicidad en la vida humana son las bajas expectativas, que rápidamente se convierten en una conciencia restringida. La visión del Dharma eleva tus expectativas automáticamente. Nada es más importante que saber que el flujo de inteligencia creativa existe en ti, abarcando los dos mundos “aquí adentro” y “allá afuera”. Adoptar esta visión hace posible una carrera dichosa como una extensión natural de una vida dichosa.


¿Quieres más? Explora todo el contenido de Chopra en español en un solo lugar aquí.