Meditation

¿Con Qué Frecuencia Deberías Meditar?

Woman meditating at home.

Naciste completo, puro y perfecto desde el momento en que respiraste por primera vez. Viniste a este mundo completamente inocente, curioso y lleno de emoción, y con el paso de los años, capas y capas de experiencia te llevaron a tu condicionamiento. Desarrollaste valores, personajes y creencias fundamentales que comenzaron a moldearte en la persona que eres hoy, al menos, la persona que crees que eres hoy.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en septiembre de 2019.
This article was originally published in English in September 2019.

En algún momento, es posible que hayas tenido un momento de despertar en el que cuestionaste quién eres realmente y por qué estás aquí. Si eliges seguir cuestionando más en este umbral, el camino te conducirá inevitablemente a alguna forma de meditación. Para dónde partir desde allí y lo que elijas hacer, depende de ti.

¿Qué es la meditación?

La meditación es un arte milenario practicado de una forma u otra a lo largo de los siglos por diversas religiones y tradiciones espirituales en todo el mundo. En muchos lugares, la práctica está destinada a producir la autorrealización a través de la experiencia de estados alterados de conciencia, llegando así al conocimiento de que el mundo que crees que es real es maya, una mera ilusión. Las enseñanzas del Vedanta te guiaran para estar quieto y saber que eres Dios, para verte y experimentarte como nada más que una gota en el océano de la conciencia y para experimentarte como una expresión individualizada de Dios.

En tiempos más modernos, el proceso se ha presentado de manera más simple y con el propósito de relajar la mente, calmar las emociones y contrarrestar los efectos adversos del estrés. Se trata menos de sentarse a los pies del gurú o pasar años en un ashram cantando al sol. Hoy en día, no todo el mundo está interesado en las prácticas de las formas antiguas y, sin embargo, la ciencia ha proporcionado evidencia de los beneficios palpables de sentarse en silencio y en silencio de forma regular. Apoyando esto, se pueden ver centros de meditación apareciendo en complejos turísticos, en las esquinas de las calles e incluso en los aeropuertos de todo el mundo, lo que le brinda al buscador moderno cotidiano la oportunidad de agacharse y tomarse el tiempo que tanto necesita.

La meditación como método para contrarrestar la cultura del estrés

Hoy en día, no se puede negar que las interminables listas de tareas pendientes y las tendencias de superación han dejado a una buena parte de la población abrumada. Es posible que te sientas agotado e inclusive confundido acerca de hacia dónde vas y por qué. Es una fatiga contra cual luchas a gran distancia para que finalmente puedas llegar a un lugar esquivo donde la vida se nivela y todo es pacífico y tranquilo.

No necesitas un resumen de las estadísticas para saber qué te genera estrés. La investigación pone bien en claro lo que puedas estar más inclinado a disimular para fingir que todo está bien y que tú estás bien.

Las prácticas de atención plena, como la meditación, cuando se realizan con regularidad, son un enfoque eficaz para contrarrestar los factores estresantes de la vida diaria. La meditación tiene sus beneficios que van desde la reducción del estrés, menos ansiedad, relaciones más significativas y un mayor bienestar mental, emocional y físico.

Agrega meditación a tu vida diaria

Naturalmente, deseas vivir una vida de salud, felicidad, alegría y plenitud. Para algunos, eso incluye una conexión más profunda con quién uno es, por qué uno está aquí y qué es lo que uno debe hacer con el tiempo que tiene. Independientemente de tus motivos, todo comienza con el cultivo de la conciencia de sí mismo; en otras palabras, llegar a conocerse y comprenderse mejor a sí mismo. Cuando tienes conciencia, solo entonces eres capaz de crear cambios dentro de ti mismo, y es al dirigir tu atención consciente que entonces tienes la capacidad de tomar decisiones que estén alineadas con lo que realmente eres. En resumen, algunos buscan los beneficios espirituales, mientras que otros solo quieren relajarse y despejar su mente de los factores estresantes diarios. Cualquiera que sea el resultado deseado para cada individuo, la coherencia es clave.

¿Con qué frecuencia debes meditar? Todo aquello en lo que centras tu atención se hace más fuerte, y aquello de lo que alejas tu atención se debilita. Por lo tanto, una práctica de meditación diaria constante seguramente producirá los mejores resultados. Al perfeccionar un conjunto de habilidades de cualquier tipo, uno debe dedicarse a practicar, practicar, practicar, todos los días. Cuando estableces metas, debes tomar medidas para avanzar todos los días. En tu salud y estado físico, necesitas levantarte y hacer ejercicio, cuidar tu nutrición y relajarte para un sueño reparador de forma regular para mantener los resultados deseados. Sin poner tu intención y atención en lo que esperas lograr, no hay muchas posibilidades de que se materialice esa meta. En otras palabras, la meditación de crisis no es suficiente.

La meditación es una práctica acumulativa y eso significa que debe convertirse en una parte tan importante de tu rutina diaria como cepillarse los dientes. La mejor parte es que los resultados se pueden sentir inmediatamente después de meditar, que es algo que la gente de los tiempos modernos anhela, gratificación inmediata. Piénsalo. Si alguna vez te has permitido sentarte y respirar y solo SER por unos momentos, ya sabes que saldrás de la experiencia sintiéndote más tranquilo, centrado y equilibrado, quizás incluso un poco más ligero. También es probable que hayas notado que eras más consciente de ti mismo y de tu entorno cuando te pusiste de pie para reanudar la actividad después de su tiempo de quietud. Puedes pensar en la meditación diaria como tu tiempo para alejarte de la locura de tu vida cotidiana y conectarte a un espacio de silencio donde todo parece calmarse, aunque sea por un corto período de tiempo.

Ahora, imagínate si te tomaras de 20 a 30 minutos cada mañana antes de comenzar tu rutina diaria para meditar; esto cambiaría la forma en que te manifiestas en tu vida cada día. Imagínate lo diferente que experimentarías la vida si pudieras comenzar cada día desde ese lugar tranquilo y pacífico. Todo cambia para mejor cuando tienes una práctica diaria de meditación porque te permite instalarte en ti mismo, tomar conciencia de quién eres y cómo te gustaría crear tu realidad.

Al fin de cuentas, la meditación es una práctica adecuada tanto para principiantes como para practicantes espirituales avanzados. Lo bueno de esto es que puedes practicarlo en cualquier lugar sin ningún tipo de accesorios y existen numerosos enfoques y estilos de meditación. Prueba algunas formas de meditación y ve lo que más te resuena en este momento de tu vida. Es posible que descubras que disfrutas de las meditaciones temáticas o guiadas para tratar problemas específicos, mientras que una práctica de meditación silenciosa puede ser adecuada para tu rutina diaria y beneficiar tu salud mental en general. Permítete ser curioso y experimentar con diferentes formas de meditación hasta que encuentres tu ritmo. Y una vez que hagas de la meditación un hábito, notarás cómo ayuda a que la vida fluya un poco más sin esfuerzo.


¿Quieres más? Explora todo el contenido de Chopra en español en un solo lugar aquí.