Personal Growth

Cómo Ser Tu Mejor Persona en este Viaje que Cambia la Vida

Woman smiling while breathing
Woman smiling while breathing

Los momentos difíciles pueden ser complicados de comprender a veces, pero siempre hay una sabiduría que proviene del sufrimiento o de cualquier reto en la vida. Se necesita mucha gracia para mirar hacia atrás a los eventos de su vida en los que luchó y descubrir las lecciones.

Sin embargo, al hacerlo, empiezas a reconocer que otra historia estaba en juego, esperando bajo la superficie para que la veas y la entiendas. Esta historia cuenta la historia de tu verdadero ser, esa parte de ti que está más allá de los hábitos, creencias, miedos y deseos familiares. A medida que la exploras, se revelan sentimientos de verdad, liberación y compasión porque te lleva al centro de tu ser, donde reside tu verdadero ser. Si vives desde este lugar de verdad, que es auténtico sólo para ti, cada día puedes sentir que estás viviendo la vida como tu mejor yo.

Tu Verdadero Ser es Tu Mejor Ser

Contrariamente a cómo te puedes sentir, ahora es el momento perfecto para empezar a explorar profundamente quién eres y cómo se siente vivir desde tu verdadero yo. Ahora mismo, se te pide que pases más tiempo en casa, y esto puede ser visto como una prisión, o tu retiro personal hacia la liberación. Cuanto más te conectes con esta parte de ti mismo, más aumenta tu resistencia a las influencias externas y a las dificultades, y ofrece nuevas perspectivas que pueden ayudarte a trascender cualquier pensamiento basado en el miedo que pueda estar corriendo desenfrenado en este momento.

A medida que descubres tu historia, puedes sentirte inspirada para emprender una nueva dirección que apoye tu verdadera vocación. Asegúrate de compartir tus dones y talentos con el mundo - es una parte importante de ser tu mejor ser.

¿Pero qué pasa si no tienes ni idea de cuáles son tus dones y talentos? Si caes en esta categoría, no estás sola. Puede que hayas crecido sin pensar en estos términos. Requiere un cambio de conciencia y la fe de que tú, como cualquier otra persona en este mundo, tienes algo que ofrecer de lo que alguien puede beneficiarse.

Aquí hay algunas formas de convertirte en tu mejor ser.

Mantener las Prácticas de Autocuidado

Ser tu mejor persona significa prosperar, no simplemente sobrevivir. Prosperar significa que todas las partes de ti mismo trabajan en armonía: mente, cuerpo y espíritu. Trabajan juntas para apoyar al ser multidimensional que eres, que es maravillosamente complejo.

Las antiguas prácticas de curación que aún se utilizan hoy en día, como el Ayurveda, la medicina tradicional china y la medicina indígena, entendieron estas complejidades, y todas las capas de una persona se tienen en cuenta a la hora de curar. Ten esto en cuenta mientras exploras tu mundo interior (espíritu) y buscas formas de apoyarte, tanto física como mentalmente, en forma de prácticas de autocuidado. Tomar este enfoque mejorará su vida de manera profunda, incluyendo el vivir la vida como su mejor ser.

La gratitud se ha convertido en una parte importante del mundo de la autoayuda en los últimos años debido a sus muchos beneficios. Cuando miras hacia atrás en tu vida, hay gratitud por la sabiduría que has obtenido, las personas que has encontrado, los preciosos momentos que nunca olvidarás, y la lista continúa. Cuanto más reflexionas sobre lo que agradeces, más fácil es entrar en un espacio de amor y compasión por ti mismo y por los demás.

Además de la gratitud, es posible que ya tengas prácticas de autocuidado en marcha, y si no las tienes, aquí hay algunas que puedes considerar implementar:

  • Ejercicio
  • Meditando
  • Practicar yoga
  • Diario
  • Empezando una lista de gratitud
  • Tomando un paseo diario en la naturaleza

Pruebe uno o dos y vea cómo se siente. Encuentra algo que te guste hacer. Asegúrate de intentarlo antes de rendirte o probar otra vez. Este tipo de trabajo se trata de resultados a largo plazo en comparación con las curas rápidas a las que puedes estar acostumbrado.

Haz las Preguntas de las Cuatro Almas

Su transformación llevará a una expansión de la autoconciencia, y notará que su diálogo interno comienza a cambiar. Después de todo, no puedes resolver los problemas con el mismo nivel de conciencia que los creó. Otro adagio útil es, "Donde va la atención, fluye la energía". Te sorprenderá lo que empiezas a ver y experimentar con sólo cambiar en lo que te enfocas.

Por ejemplo, si alguien te dijera que acaba de comprar un mustang azul, podrías empezar a ver mustangs azules en todos los lugares a los que vayas simplemente porque tu atención se ha enganchado. Tus pensamientos están llenos de energía e información, y cuando canalizas esa energía en la dirección correcta, el potencial de cambio es poderoso. Esto es especialmente relevante cuando empiezas la práctica de hacer preguntas al alma.

Una de las formas más poderosas de cultivar el cambio y encontrar tu verdadero ser es a través de la meditación. La meditación es un conducto a través del cual accedes a tu mundo interior, que reside en la quietud. Sólo a través de la quietud puede el barro del agua asentarse lo suficiente para ganar claridad. Aunque nunca hayas meditado antes, has experimentado un poco de esta quietud más veces de lo que crees. Naciste de la quietud, así que te viene naturalmente, aunque tengas que volver a enseñarte a ti mismo. Piensa en un paseo por el bosque, lavar los platos, trabajar en el jardín o escuchar el balbuceo de un arroyo. Hay momentos en la vida en los que el espíritu se mantiene quieto, aunque sólo sean unos pocos momentos. Cuando meditas, accedes a este mundo cada vez más.

Es en este lugar de quietud donde se hacen las preguntas que todo ser humano se ha hecho en algún momento. Se llaman las cuatro preguntas del alma y pueden ser las preguntas más importantes que te haces a ti mismo.

¿Quién soy yo?

¿Qué es lo que quiero?

¿De qué estoy agradecido?

¿Cuál es mi dharma o propósito en la vida?

Generalmente haces estas preguntas justo antes de entrar en una meditación. Haciendo estas preguntas del alma comienzas a crear un nuevo diálogo entre tú y el universo. Le estás diciendo al universo en qué quieres poner tu atención. Piensa en estas preguntas como semillas que estás plantando en tu conciencia, y las riegas cada vez que las preguntas o piensas en ellas.

No te preocupes si las respuestas no llegan de inmediato. Puedes encontrar las respuestas mucho más tarde en momentos inesperados durante la actividad diaria. Recuerda no luchar con este proceso; al principio, simplemente hacer las preguntas es trascendental. Con el tiempo, estas preguntas aparentemente sencillas te ayudan a ampliar tu capacidad de descubrir la historia de tu verdadero ser cuando comienza a desarrollarse.

“Vivir la vida como tu mejor yo no significa que todos los días vayan a ser perfectos, sólo que tienes las herramientas para navegar por la incertidumbre y los momentos difíciles con facilidad. Manteniendo las prácticas de autocuidado y preguntándote estas cuatro preguntas del alma, puedes encontrar y abrazar tu mejor yo."

La paciencia y la flexibilidad son importantes cuando se trabaja con las preguntas del alma. Por ejemplo, lo que quieres puede no ser lo que piensas. O puede evolucionar con el tiempo. Recuerda, eres un ser complejo. Quién eres y qué quieres puede ser muy diferente dependiendo de tu posición ventajosa actual. Ten en cuenta que la meditación te ayuda a llegar a tu verdadera posición ventajosa.

Hay diferentes maneras de trabajar con las preguntas del alma. Puedes meditar con ellas o anotar tus respuestas a cada una de las preguntas. Si te sientes un poco deprimido, detente y tómate un momento para hacerte las preguntas. Cuando haces esto, ayuda a cambiar tu energía y tu conciencia a niveles más altos de pensamiento y ser.

Este es un viaje que cambia la vida y es diferente para cada persona, así que no te compares con nadie más. La cantidad de fuerza y resistencia que existe dentro de ti es impresionante. Úsala para empezar a vivir una vida en la que puedas ser lo mejor de ti mismo y poseerla. Para algunos, es fácil; para otros, tomará algún tiempo y tal vez un poco más de esfuerzo, pero llegarás allí a tu manera.

Vivir la vida como tu mejor yo no significa que cada día vaya a ser perfecto. Significa que no importa lo que pase, podrás navegar por cualquier terreno rocoso que encuentres en la vida con más facilidad. Mantén tus prácticas de auto-cuidado y alinéate con tu verdadero yo haciendo las preguntas del alma. Estas son herramientas simples pero poderosas que te ayudarán a vivir una vida plena, una vida que está prosperando.

El amor propio comienza con el autocuidado. Descargue la aplicación Chopra para una guía personalizada de autocuidado a la que puede acceder en cualquier lugar.