Mind-Body Health

Cómo la Meditación Renueva tu Cuerpo y tu Cerebro

Summer yoga
Young woman practicing yoga outdoors on porch, she enjoy in summer sun and meditation

Si buscas renovar tu vitalidad, reajustar tu enfoque y recargar tu cuerpo, la meditación es el camino probado y verdadero que te llevará al cumplimiento de estos objetivos. Aquí está cómo.

Para la gran mayoría de la gente, el año 2020 ha estado lleno de desafíos inesperados. Preocupaciones de salud inducidas por una pandemia, turbulencias en las carreras, pérdida de rutinas e incertidumbres futuras han dejado a muchos individuos con una sensación generalizada de malestar.

Afortunadamente, entrar en un espacio de renovación no requiere de una estancia en un centro de retiro ni de unas vacaciones planeadas de forma elaborada. La meditación puede proporcionar el escape necesario que le permitirá pulsar el botón de reinicio. Descansar conscientemente en la quietud mientras se libera la resistencia al momento presente es una herramienta poderosamente accesible, la cual, según las investigaciones, puede reducir los efectos del estrés y equiparte para manejar mejor cualquier experiencia que esté a la vuelta de la esquina.

Medita en cualquier momento y en cualquier lugar con la Chopra App. Accede a meditaciones guiadas sobre la marcha de los pioneros del bienestar.

Para algunas personas, la meditación puede conjurar imágenes de monjes budistas sentados en postura de loto durante horas. Sin embargo, la práctica moderna se parece mucho más a los ejecutivos de negocios que se detienen durante cinco minutos antes de las reuniones o a los padres que llegan al momento presente antes de responder a un niño. Ya sea que estés meditando en un bosque o en una oficina, durante horas o minutos, usando el mantra o la atención, la práctica de la meditación se ha relacionado con potentes beneficios físicos y neurológicos. La siguiente es una pequeña muestra de las innumerables formas en que la meditación puede renovar tu cuerpo y tu cerebro.

Disminuye el Riesgo de Enfermedades Crónicas

El primer efecto notable de la meditación es que se activa el sistema nervioso parasimpático (SNP), que a veces se llama sistema de "descanso y digestión". Este sistema comienza en el cerebro y envía mensajes al cuerpo que le dicen que reduzca el ritmo cardíaco, disminuya la presión arterial, mejore la digestión, reduzca las hormonas del estrés, refuerce la inmunidad y relaje los músculos. Cuando se activa el SNP, el cuerpo asigna sus recursos para eliminar las células dañadas, neutralizar las toxinas y destruir los radicales libres. Desafortunadamente, la mayoría de la gente vive con un estrés de leve a moderado que apaga el SNP, compromete la función inmunológica y contribuye a las enfermedades crónicas. Al entrar regularmente en un estado de relajación física y mental a través de la meditación, puede apoyar los procesos naturales de salud de su cuerpo, y así mitigar el riesgo de enfermedades.

Reduce la Ansiedad

El Dr. Ilya Monosov, Ph.D., del Departamento de Neurociencia e Ingeniería Biomédica de la Universidad de Washington en St. Louis, MO, descubrió que la ansiedad está altamente vinculada con la incertidumbre. Cuando sabes que algo desagradable va a ocurrir, eres más capaz de adaptarte neurológicamente que cuando no lo sabes con certeza. La meditación puede ayudar a calmar la ansiedad que sale a la superficie cuando se presentan los factores incontrolables de la vida.

El ácido gamma-aminobutírico, o GABA, es un aminoácido natural que se incrementa a través de la meditación. El GABA se adhiere a los receptores del cerebro para producir un efecto calmante que atenúa los efectos del estrés y la ansiedad.

Además de aumentar el GABA, la meditación reduce la ansiedad al disminuir la actividad en la amígdala, la parte del cerebro responsable de activar el miedo, la ansiedad y las respuestas al estrés. En un estudio de Harvard, los investigadores encontraron que la meditación disminuía la actividad en la amígdala, pacificando así los patrones de respuesta a la ansiedad.

Mejora el Sueño

La meditación previa al sueño aumenta naturalmente los niveles de melatonina, una hormona que regula el ciclo sueño-vigilia y contribuye a un descanso refrescante. Además de promover un sueño más profundo, se atribuye a la melatonina la mejora de la función inmunológica y la reducción de la presión arterial. Investigaciones recientes sugieren incluso que la melatonina puede proteger contra la neurodegeneración que se observa en las enfermedades de Alzheimer y Parkinson.

Mantiene un Cerebro Joven

Un estudio de la UCLA encontró que los meditadores de largo plazo mantenían cerebros más jóvenes que sus homólogos no meditadores. Un cerebro más joven equivale a una memoria más rápida, mayor concentración, aprendizaje más fácil, más entusiasmo, mayor adaptabilidad y mejores habilidades para resolver problemas. Al ralentizar la pérdida de materia gris relacionada con la edad, los meditadores pudieron detener el proceso de envejecimiento de sus cerebros.

Calma la Actividad en la Modo Predeterminado (DMN)

En un estudio de la Universidad de Yale, los investigadores encontraron que la meditación ayudó a calmar la incesante charla mental que típicamente se asocia con la disminución de la felicidad. Al establecer la actividad en el DMN, los meditadores pudieron dejar de pensar en los pensamientos del pasado y del futuro y estar presentes más a menudo. E incluso cuando su mente vagaba, los nuevos caminos neuronales creados a través de la meditación ayudaron a los individuos a volver al momento presente más rápidamente.

Aumenta la Duración de la Vida

La dehidroepiandrosterona, o DHEA, es una hormona que contrarresta los efectos dañinos de la hormona del estrés cortisol, así como proporciona los elementos básicos para la producción de estrógeno y testosterona. Un estudio de 12 años encontró que los niveles de DHEA estaban significativamente correlacionados con la mortalidad en hombres mayores de 50 años. Cuanto menos DHEA se midió en la sangre del sujeto de prueba, más corta fue su vida.

Afortunadamente, la DHEA se incrementa naturalmente a través de la práctica de la meditación. En términos simples, eso significa que la meditación ayuda a vivir más tiempo.

Lleva a Sentimientos de Renovación en Dos Meses de Práctica

Puede que estés pensando que tendrías que practicar la meditación durante mucho tiempo para cosechar todos sus beneficios. Pero los investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que la estructura del cerebro puede ser cambiada con sólo ocho semanas de meditación. La profesora de Harvard Sara Lazar descubrió que el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria, el aprendizaje y la autorregulación, se vuelve significativamente más gruesa con sólo dos meses de práctica de la atención plena. Esto significa que en sólo ocho semanas puedes crear cambios en tu cuerpo y en tu cerebro que te ayudarán a mejorar tu bienestar físico, mental y emocional.

Si buscas renovar tu vitalidad, reajustar tu enfoque y recargar tu cuerpo, la meditación es el camino probado y verdadero que te llevará al cumplimiento de esos objetivos. No tienes que ir a ningún sitio ni gastar dinero. De hecho, puedes empezar simplemente profundizando tu próxima respiración. Luego, cuando termine de leer este artículo, cierre los ojos y continúe esas completas y nutritivas respiraciones durante 10 ciclos de respiración. Fíjese en cómo unos pocos minutos de respiración consciente pueden iniciar el proceso de renovación. Realmente es tan simple como eso.