Meditation

7 Pasos Para Establecer Una Práctica de Meditación Diaria

Person walking near ocean cliff

Hay pocas razones para negarse a uno mismo la poderosa actividad de la meditación. La investigación ha encontrado que la práctica puede proporcionar una amplia gama de beneficios para la salud al prevenir el deterioro de la estructura cerebral relacionado con la edad, aumentar la capacidad de memoria y regular tu estado de ánimo para ralentizar el proceso de envejecimiento, reducir la inflamación crónica y aumentar la inmunidad.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en noviembre de 2020.
This article was originally published in English in November 2020.

Sin embargo, saber que algo es bueno para uno no siempre facilita ponerlo en práctica. El abismo entre el conocimiento y la aplicación a veces puede parecer demasiado grande para superar. Sin embargo, existen algunos pasos sencillos que puedes seguir para ayudar a iniciar y mantener una práctica de meditación saludable.

1. Vincula la meditación a una actividad habitual

Actividades como ducharse, cepillarse los dientes o conducir a casa desde el trabajo son hábitos profundamente arraigados que no requieren esfuerzo ni previsión. Se las conoce como tareas instrumentales. Al vincular tu meditación a una de estas tareas, el esfuerzo necesario para iniciar la sesión de meditación se reduce significativamente.

Vincular tu sesión de meditación a una actividad automática, una que no requiere el uso de la fuerza de voluntad, aumenta la probabilidad de que se arraigue tu nuevo hábito.

2. Empieza de a poco

Medita durante breves períodos de tiempo, en los que no experimentes resistencia. Por ejemplo, puedes comenzar con solo 10 minutos. Debe ser fácilmente alcanzable y no crear ningún rechazo en tu mente. Establecer el hábito de la meditación es mucho más importante que aumentar el tiempo dedicado a la meditación. Una vez que tu compromiso de tiempo inicial se convierta en habitual, puedes comenzar a alargar tu práctica de meditación.

3. Experimenta con meditaciones guiadas

Los nuevos meditadores a menudo no están seguros de qué hacer durante la meditación. Las meditaciones guiadas son una excelente manera de adaptarse a esta práctica. Las meditaciones guiadas te guiarán a través de técnicas de respiración, relajación y visualización, mantra o prácticas basadas en la atención plena. Esto elimina todas las conjeturas de tu meditación y pueden ayudarte a liberar tu mente y entregarte a la experiencia.

4. Asiste a una meditación grupal

La meditación es una actividad individual. Eso no significa que las meditaciones grupales no puedan ser beneficiosas. Meditar con otros puede reforzar tu compromiso personal con la práctica y proporcionar acceso a una enorme reserva de conocimientos. Los grupos pueden crear una energía tangible que puede\ inspirar incluso al meditador más reacio. Los estudios muestran que meditar en grupos puede aumentar la paz en su comunidad.

5. Practica Pranayama

Así como calienta tus músculos antes de un entrenamiento, pranayama ayuda a preparar tu mente para la meditación. Respirar conscientemente relaja el cuerpo, calma la mente e incluso ralentiza el proceso de envejecimiento. Se ha demostrado que activa el sistema nervioso autónomo, lo que lleva tanto a la mente como al cuerpo a un estado de relajación. Este estado de relajación es útil si desea experimentar los beneficios de la meditación.

6. Programa tu meditación

Si la meditación no está en tu horario, es más fácil anteponer otras actividades y tareas a esta importante práctica. A veces, el simple hecho de ver la palabra "meditación" escrita a lápiz en tu calendario puede ser un incentivo suficiente para asistir a esta dosis diaria de paz. En una cultura orientada a los logros, los horarios pueden llenarse hasta el punto de que queda poco tiempo para las actividades y actividades que realmente importan. Al programar la meditación, se asegura de que nada interfiera con su compromiso consigo mismo. Si es posible, programa la meditación a la misma hora todos los días. Tu cuerpo y tu mente eventualmente comenzarán a relajarse a medida que se acerquen el momento.

7. Crea un espacio de meditación

Prepara un pequeño rincón de tu habitación para usarlo exclusivamente para la meditación. En esa esquina, coloca tu asiento de meditación de elección, como cojines, mantas o cualquier accesorio que necesites para sostenerte. Luego llena tu espacio con objetos que te inspiren como fotos, iluminación tenue, velas, incienso, un difusor, libros sagrados o cualquier otra cosa que le hable a tu alma. Utiliza este espacio solo para meditar. Absorberás las vibraciones de la calma. Con el tiempo, el simple hecho de ingresar a tu espacio sagrado iniciará la respuesta de relajación. Al practicar las técnicas anteriores, verás que tu práctica de meditación pasara de "Sé que debería" a "Siempre lo hago". Una vez que logres una práctica de meditación constante, tu nivel de salud, paz y felicidad se expandirá.

*Nota del editor: la información de este artículo está destinada únicamente a su uso educativo y no sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Siempre busca el consejo de tu médico u otros proveedores de salud calificados con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a una condición médica y antes de emprender cualquier dieta, suplemento, acondicionamiento físico u otros programas de salud.


¿Quieres más? Explora todo el contenido de Chopra en español en un solo lugar aquí.