Meditation

6 Pasos Para Dominar la Vida en el Momento

6 Pasos Para Dominar la Vida en el Momento

"Dondequiera que estés, está allí del todo".—Ram Dass

Este artículo se publicó originalmente en inglés en agosto de 2019.
This article was originally published in English in August 2019.

La conciencia es tu bien más preciado. Es la luz de la atención que energiza, activa, aclara e ilumina. Puede restaurar el equilibrio, la armonía y la salud de tu mente y cuerpo, así como ayudarte a conectarte más profundamente con el espíritu. Desde una perspectiva cronológica, tu conciencia puede incorporar uno de dos estados: temporal o atemporal.

Conciencia Temporal

La conciencia ligada al tiempo está rígidamente anclada a uno de dos dominios temporales: el pasado o el futuro. El pasado es todo lo que ha pasado antes del momento presente. Existe en tu memoria desde donde vuelves a vivir experiencias previas al presente. A diferencia del pasado, el futuro consiste en lo que está por venir, más adelante en tu línea de tiempo. El futuro existe en gran medida en tu imaginación e infiere lo que sucederá basándose en gran medida en lo que sucedió en el pasado.

Lo que es importante comprender acerca de los estados del pasado y del futuro ligados al tiempo es que no tienen existencia literal. Son construcciones mentales; abstracciones que utilizas para trazar el flujo del tiempo en tu existencia. Una vez que una experiencia termina, no hay forma de influir en ella en el pasado. Del mismo modo, el futuro, al no tener forma, no se puede acceder, solo se infiere como una materia potencial. A pesar de esto, el pasado y el futuro son componentes poderosamente convincentes de tus vidas personales y colectivas. Tanto es así que una enorme cantidad de tu atención se dedica a rumiar el pasado o anticipar el futuro.

Conciencia Atemporal

Por el contrario, la conciencia atemporal existe en un tercer dominio temporal: el momento presente. Anidado en un reino infinito entre el pasado y el futuro está este momento. En el presente, no hay pasado ni futuro en el que centrarse; simplemente es. La conciencia del momento presente trasciende el tiempo, con cada nuevo momento fluyendo hacia el siguiente. Como un barco en el océano, el momento presente se divide en las ondas de probabilidad del futuro, dejando una estela de experiencias manifestadas en el pasado.

Las grandes tradiciones de sabiduría del mundo ensalzan las virtudes de vivir una vida establecida en la conciencia del momento presente. Es tu asiento de poder; proporciona claridad, mejora su comprensión, te permite estar aquí ahora y es la puerta al reino del espíritu puro.

Sin embargo, vivir en el momento o el ahora no está exento de desafíos. En el agitado mundo moderno, estás bajo el asalto continuo de ladrones de atención que arrastran tu conciencia al pasado o al futuro. Permanecer anclado en el aquí y ahora puede parecer una tarea hercúlea. Afortunadamente, existen varias herramientas que pueden ayudarte a descubrir cómo vivir en el momento presente, ayudándote a mantener tu conexión con el lugar donde estás y lo que estás haciendo.

1. Medita

Más allá de la generosidad bien establecida de la mente, el cuerpo y los beneficios espirituales de una práctica de meditación regular, la meditación cultiva el atributo mental de la atención plena: la capacidad de permanecer centrado en el momento presente, aceptar lo que suceda y simplemente ser. Cuanto más regularmente medites, más crearás un sistema nervioso y un entorno psicológico que sea cómodo, familiar y contento con solo estar en el momento, tanto durante la meditación como durante tus otras actividades diarias.

La meditación es un acto deliberado de hacer una sola cosa, y esa cosa, ya sea observar la respiración, mirar la llama de una vela o repetir un mantra, tiene lugar en este momento. Independientemente de lo que elijas, solo se necesitan unos minutos para practicar la meditación. Cuanto más hábil seas para devolver tu atención al momento presente durante la meditación, más como tu hogar se sentirá el momento incluso cuando no estés meditando.

2. Respira

La conciencia de la respiración es quizás una de las minas de oro mente-cuerpo más profundas y pasadas por alto que tienes a tu disposición para dominar el momento presente. La respiración es una actividad única en el sentido de que, literalmente, une la mente y el cuerpo a cada momento. En cada momento, estás inhalando, reteniendo, exhalando o haciendo una pausa durante tu ciclo de respiración. Realmente no hay mejor ancla para el momento que tu respiración.

Si bien existen numerosas técnicas de pranayama para ayudar a controlar o administrar la energía de tu fuerza vital, el simple hecho de presenciar tu respiración es un hábito que saca tu conciencia del pasado o del futuro y la lleva al aquí, ahora mismo. Con cada respiración que atiendes, solo está el presente. La respiración no existe en el pasado ni en el futuro, solo en cada momento. Como el maestro budista Lama Surya Das nos recuerda sobre la respiración consciente: “Con cada respiración, el viejo momento se pierde; llega un nuevo momento. Exhalamos y soltamos el viejo momento. Está perdido para nosotros. Al hacerlo, dejamos ir a la persona que solíamos ser. Inhalamos y respiramos en el momento que se está convirtiendo ".

3. Prueba los mantras

Otra poderosa herramienta para mantener la conciencia del momento presente es un mantra. Si bien los mantras se usan con frecuencia durante una práctica de meditación sentada o formal, también puedes usar un mantra durante cualquier actividad diaria que no requiera mucha atención. La suave repetición de un mantra ayuda a calmar la actividad mental turbulenta mientras afloja el control de los recuerdos o anticipaciones. Establece una resonancia relajante que interrumpe suavemente los pensamientos discursivos arraigados en el pasado o el futuro y ayuda a vincular su conciencia con el momento presente.

Intenta repetir el mantra sánscrito Ah-Hum (que significa YO SOY) mientras realizas tareas simples como lavar los platos o doblar la ropa y ser consciente de cómo la vibración de fondo del mantra interrumpe tus patrones de pensamiento normales, lo que te permite permanecer estable en el momento presente.

4. Aumenta la conciencia de tu cuerpo

Tu cuerpo es la puerta de entrada para una cantidad inconmensurable de información sensorial que fluye hacia ti, tanto a niveles conscientes como inconscientes de conciencia cada segundo. Este flujo de datos interminable brinda una oportunidad increíble para cultivar la conciencia del momento presente. Ahora mismo, mientras lees estas palabras, cambia tu atención para notar el vasto depósito de sensaciones dentro de tu reino de conciencia. La temperatura del aire en tu piel, el peso de tu cuerpo en tu silla o en tus pies, los colores en tu campo visual, los sonidos en tu entorno, olores, sabores en tu boca o una brisa en tu rostro, todas forman una paleta increíble que colorea cada momento con detalles únicos que nunca antes se habían probado en esta combinación. Sintonizar los detalles de tus sentidos te proporciona una experiencia corporal que te ayuda a reconocer el vasto universo contenido en cada momento.

5. Presta atención a los detalles

Si prestas atención, descubrirás que cada momento contiene una colección rica e infinita de detalles; capas sobre capas de información y energía esperando ser descubiertas con tu conciencia. La belleza de la atención es que, como un rayo de luz, puede inundar un espacio iluminando los niveles de superficie gruesos o, confinado a un rayo estrecho, puede penetrar profundamente en los hilos del tapiz de la realidad.

Dondequiera que mires en cada momento, puedes usar tu segunda atención (o niveles más refinados de conciencia) para sondear las redes sutiles de energía e información. Por ejemplo, reflexiona sobre cómo cualquier objeto que mires esté compuesto de moléculas, átomos, partículas subatómicas y ondas de energía e información, interactuando dentro de un universo viviente, comportándose de acuerdo con leyes científicas finamente ajustadas, todo unido en una red de conciencia extendiéndose hasta el infinito. Cada momento, lleno de estos detalles ilimitados, puede ser un poderoso recordatorio para celebrar el hecho de que, como dice el autor de desarrollo personal Dan Millman, "no hay momentos ordinarios".

6. Practica testificar la conciencia sin prejuicios

Siempre que tus pensamientos y emociones se ven atrapados en la conciencia limitada en el tiempo del pasado o del futuro, el momento presente se convierte en un peaje insatisfactorio en la autopista del tiempo; siempre hay otro lugar en el que preferirías estar o algo más que preferirías estar haciendo. Tu insatisfacción se profundiza aún más al juzgar y evaluar tus experiencias.

El juicio utiliza experiencias pasadas o expectativas futuras como vara de medir; compara el momento presente con tiempos más favorables en el pasado o oportunidades anticipadas en el futuro. Juzgar, por tanto, te condena a una eternidad de infelicidad en el aquí y ahora. Sin embargo, al practicar la conciencia de presenciar sin juzgar, las comparaciones y evaluaciones desaparecen, dejándote con la perfección de este momento. Detente un segundo y pregúntate en este momento, ¿hay algo realmente mal?

Si miras de cerca, eventualmente llegarás a la conclusión de que algo solo puede estar "mal" cuando se compara con otra cosa. En la falta de comparación, juicio o evaluación, este momento es exactamente como debería ser. Incluso las experiencias de dolor físico o emocional, vistas desde esta perspectiva, revelan que nuestro sufrimiento surge de una resistencia a lo que es en comparación con otra cosa. Al practicar el testimonio sin juzgar, simplemente observa lo que está sucediendo en cada momento sin apego. Cada experiencia, pensamiento, emoción o sensación viene y pasa por la eternidad de cada momento presente.

Si quieres aprender a vivir el momento, comprométete a cultivar estas técnicas y, con la práctica, reconocerás tanto en la experiencia como en el intelecto que no hay ningún lugar adonde ir, nada que hacer, nadie en quien llegar a ser; simplemente permítete ser, y el regalo del presente se desenvolverá para ti.


¿Quieres más? Explora todo el contenido de Chopra en español en un solo lugar aquí.