Personal Growth

10 Desencadenantes Emocionales Que Están Retrasando Tu Verdadero Propósito

Shot of a young businesswoman looking stressed out in an office at night

Una de las formas menos discutidas pero más poderosas de alinearte con tu verdadero propósito es identificar y liberar los desencadenantes emocionales que te están ralentizando y desviándote del rumbo.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en agosto de 2018.
This article was originally published in English in August 2018.

¿Qué es un desencadenante emocional?

Un desencadenante emocional es esencialmente una respuesta emocional fuerte, a menudo negativa. Estos disparadores pueden ocurrir en cualquier lugar, en cualquier momento, y cualquier cosa puede activar un disparador; es único para cada individuo y sus circunstancias. El desafío es que posiblemente estés tan identificado con tus desencadenantes emocionales que estés ciego a ellos o posiblemente incluso te aferres con rectitud a ellos incluso cuando te obstaculizan.

Los desencadenantes emocionales pueden impedir que seas productivo y hagas el trabajo que debes hacer en el mundo, es decir, tu propósito. Cuando está trabajando para lograr un propósito significativo, es probable que surjan desencadenantes emocionales. La oportunidad es atraparte a ti mismo, dejarlo ir y volver a concentrarte en tu visión.

Entonces, ¿cómo aparecen exactamente estos disparadores insidiosos y cómo los identificas y los liberas y continúas con tu verdadero camino y propósito?

Los 10 desencadenantes emocionales más comunes

Para comenzar, a continuación se encuentran los 10 desencadenantes emocionales comunes que puedes haber experimentado en tu camino hacia el propósito:

  • Perfeccionismo (esperar a estar "listo", retrasar el momento o la situación perfecta)
  • Ira (hacia alguien o algo)
  • Actitud defensiva (aferrarte a tu opinión o reaccionar a la experiencia de otro)
  • Frustración
  • Abrumar
  • Confusión
  • Culpa
  • Procrastinación (perder el tiempo, ser lento o llegar tarde)
  • Distracción
  • Evitación

Todos los desencadenantes emocionales anteriores te mantendrán repitiendo patrones una y otra vez si no los curas. Esto puede parecer de sentido común, pero muy a menudo las personas no hacen lo necesario para curar estos factores desencadenantes. Sanar, en este sentido, simplemente significa tomar conciencia y adoptar una mente estable, lo que te ayuda a crear abundancia y acción consistentes.

5 pasos para liberar los desencadenantes emocionales

A continuación se presentan cinco pasos para identificar y liberar desencadenantes emocionales para que pueda conectarse mejor con su propósito:

1. Cree

Primero debes creer que vale la pena hacer el proceso de curación. Debes creer que si renuncias al desencadenante emocional, puedes obtener lo que deseas. Si crees que tienes razón acerca de los factores desencadenantes o que obtendrás amor o atención de ellos, esto te impedirá creer y cambiar. Es vital creer primero que soltar el gatillo realmente te llevará hacia tu verdadera visión y propósito.

2. Defínelo y aprovéchalo

Mira la lista de desencadenantes emocionales anterior y piensa en un área de tu vida en la que esté emocionalmente cargado o tengas algún tipo de colapso. Tal vez es un lugar del que no estás tan orgulloso de la forma en que estás o reaccionas. ¿Puedes ver dónde eres responsable del “drama” de esta reacción? Cuando eres víctima del drama de un desencadenante emocional, es fácil querer que otra persona se ocupe o solucione el problema en cuestión, pero no puedes subcontratar tu propósito. Define el desglose y asume tu responsabilidad.

3. Sentencia de liberación

Si te encuentras juzgándose a ti mismo o a los demás sobre el área de la vida que definiste, decide reemplazar el juicio con curiosidad sobre el desencadenante emocional en sí. Si crees que está equivocado al sentir el detonante o que algo externo a ti está equivocado al crearlo, perderás la oportunidad de aprender y crecer.

4. Centrarse en el crecimiento

El desencadenante emocional es donde tu vida está tratando de crecer. Puedes usar tu respuesta como una brújula para el crecimiento, que atrae al espíritu humano de forma innata. ¡El desencadenante emocional te está dando una ventana a algo increíble que quiere pasar!

5. Liberar y recibir

Déjalo ir y concéntrate de nuevo en tu visión. Soltar el gatillo te da control, a medida que te inclinas hacia el crecimiento. Sigue inscribiéndote de nuevo en la creencia de que cuando sueltas el gatillo, vuelves a alinearte con el propósito. Pregúntate qué tendrías que renunciar para no volver a experimentar este desencadenante. Entonces realmente renuncia a esa cosa. Déjalo ir y permítete recibir lo que sigue para ti.

Siempre va a haber un sacrificio en el camino del propósito. Aprende a sacrificar los pensamientos que te mantienen pequeño, te impiden avanzar y retrasan tu verdadero propósito. Convertirse en un maestro en identificar y liberar rápidamente los desencadenantes emocionales es una de las habilidades más importantes que puedes cultivar en tu camino para crear un propósito verdadero y significativo en todo lo que haces.

Libera los desencadenantes emocionales que te impiden alcanzar su verdadero potencial, tu propósito y permanecer en servicio a ello. Tan pronto como lo hagas, obtendrá más de lo que realmente deseas.


¿Quieres más? Explora todo el contenido de Chopra en español en un solo lugar aquí.